Ruta Romantica Del Meno a los Alpes
Alt-Text
Romantic Road online booking

Consejos "de personas enteradas”

Para descubridores, sibaritas y conocedores

La Ruta Romántica atrae a los curiosos y contemporáneos con variadísimos intereses a hacer descubrimientos sorprendentes. Puntos culminantes a nivel internacional, grandes eventos y cosas ocultas al margen: en los más de 400 kilómetros de este camino alternativo multifacético entre el Meno y los Alpes encuentran en todos los lugares cosas excepcionales, entusiasmantes, sorprendentes, resumiendo, sugerencias secretas de personas enteradas. La Ruta Romántica es un camino de culto para sibaritas que el amor les pasa por el estómago y para los que después de un día lleno de eventos se quieren dejar acunar en los brazos de Morfeo. Es amplio el abanico de restaurantes y alojamientos bien cuidados: desde los acogedores caseríos pasando por pensiones familiares, hotel-hostales rústicos, casas con tradición gobernadas por familias y modernos hoteles de cadenas hasta los tendencieros hoteles de eventos y de estilo de vida. Lo típico regional de la cocina y de la bodega son evidentes – desde la merienda pasando por las especialidades franconianas hasta el elegante cafecito por la tarde. Igual si se trata de vinos finos del Meno, Tauber y Hohenlohe o de la cerveza suave y ligera – nobles cosechas y cervezas, en los restaurantes ubicados en los sótanos de los Ayuntamientos, en las cooperativas viticultoras, galerías del vino y en las fábricas de cerveza llaman la atención a la procedencia burguesa y principesca. Poderosas residencias, majestuosos castillos y maravillosos palacios, p.ej., en Wurzburgo, Weikersheim o Wallerstein invitan a los tres grandes conceptos de la marca Ruta Romántica: arte, cultura y culinaria.

En el viaje por los variados paisajes de Franconia, Hohenlohe, Suabia Bávara y Algovia el turista encuentra más que solo la alegría para el paladar y la garganta. Cada uno estará contento, independiente de si está solo, con la familia, con amigos, en el club o en la asociación. Aquí se pueden ver de cerca "los cazadores de la noche” en la reserva de caza (Wildpark) o pasar 365 días navideños como encarnación del romanticismo alemán, allí se despierta el niño en el hombre en el Museo de las Ferrocarriles con nostálgicas locomotoras y vagones o espera "Fortuna" en las mesas de juego de un Casino.

En Wurzburgo irradia la magnificencia barroca del principado-obispado, en Füssen brilla el castillo del "Kini". De la vida atornasolada del legendario Rey de Baviera se sueña ante los bastidores de las maravillas convertidas en piedra. O se contemplan estas con asombro en un día extraordinario de wellness y de mimos en Schwangau: las termas reales de cristal se encuentran entre las más bellas de Alemania.

Wellness de lo mejorcito es solo una variante de las variadas posibilidades de excursiones, viajes y vacaciones a la derecha e izquierda de la Ruta Romántica. Se comienza hiendo de compras a un centro comercial outlet líder. Curas de prueba, de corta o larga duración en uno de los baños medicinales tradicionales de la República, vacaciones rurales relajantes, siguiendo las huellas de los romanos a la "Via Claudia Augusta" de 2000 años de "curso paralelo” en el Sur, jugar al golf, ir en bici con organizadores especiales y transporte de equipaje, hacer excursiones a los lagos de ensueño de la Alta Baviera, ir en avión a través del segundo aeropuerto alemán y seguir el viaje en autobús o, alegremente, hacer excursiones en grupo con un especialista: en la Ruta Romántica se tiene la oferta idónea y el socio apropiado para cada uno.