La Ruta Romántica en Brasil

En Rio Grande do Sul, Estado Federal al sur de Brasil, se extiende por las planicies del río Dos Sinos y las alturas de la sierra gaucha la Rota Romântica con una longitud de cerca de 200 kilómetros. La ruta romántica brasileña fue creada tomando como modelo la ruta alemana “Romantische Straße”. 


Las trece ciudades que constituyen la Rota Romântica son destinos ideales para aquellos viajeros que desean conocer y gozar en Brasil de paisajes inolvidables, lugares tranquilos y de una cocina campesina exquisita. Valles, prados, cataratas y jardines multicolores configuran la característica especial de la Ruta Romântica. Arquitectura y cultura reflejan la acentuada influencia de los emigrantes alemanes con su profundo bagaje cultural. Aquí predominan fuertemente tanto la cultura del folklore gaucho, característico del sur brasileño, con la cultura alemana.

En 1824 empezó la historia de la región: emigrantes que procedían de Hunsrück, de Pomerania y de otras latitudes alemanas de pobre desarrollo se asentaron aquí y comenzaron hacer útil la tierra. A pesar de todas las privaciones y desafíos y gracias al tesón y perseverancia como también al valor demostrado por los pioneros se fue constituyendo una clase social media que hasta esos tiempos no existía en Brasil. A la vez fueron siendo dueños de las tierras que adquirieron en forma muy favorable y que constituyeron la base para su nueva existencia. Fueron hechos senderos, tierras de labranza y pastos para el vacuno con lo cual se logró una estructura social que unifica hasta nuestros días a los habitantes de Rio Grande del Sul. A pesar de haber sido prohibido hablar alemán en los años treinta y cuarenta del último siglo, la lengua se ha mantenido hasta hoy. Alemán es enseñado en las escuelas de la Rota Romântica. Es por ello, que los turistas alemanes que visitan la región a lo largo de la ruta no tienen problemas de comunicación.
Las enormes superficies agrarias predominan la región. Son interminables las llanuras que constituyen la base para una ganadería en apogeo. La industria del cuero y las numerosas industrias del calzado abastecen el mercado mundial.

Otras de las bases económicas de la región son las industrias del mueble y el turismo. Solo la ciudad de Gramado cuenta al año con dos millones de pernoctaciones. Por otra parte, la fiesta alemana en Novo Hamburgo cuenta por parte de los visitantes que provienen de las grandes urbes con gran aceptación. Con música y típica comida alemana se mezclan las tradiciones de los emigrantes. Su historia puede ser vivida además, en forma directa, en el Museo de los Emigrantes. Inmerso en un parque han sido reconstruídas casas históricas y desde la iglesia como de la escuela hasta el cementerio puede seguirse la historia de los emigrantes alemanes desde sus inicios en la región como también sus formas de vida.
Uno de los motivos por los cuales millones de brasileños realizan sus vacaciones en la Rota Romântica es que allí es posible vivir realmente las diversas estaciones del año lo que no es posible en otras zonas del país. En esta región es posible vivir la florecencia de la primavera, el multicolor de las hojas de los plátanos en otoño hasta las temperaturas que llegan hasta el punto de congelación. Hay que destacar en especial la cordialidad que se le proporciona al huésped a lo largo de la ruta, actitud que se acentúa todavía más gracias a la hermandad sellada el 15 de octubre de 2007 en la ciudad de Friedberg y que es robustecida mediante visitas continuas y contactos que unen a los habitantes tanto de la ruta vacacional alemana con la brasileña. Otras manifestaciones que unen estos dos destinos turísticos son el arte, la cultura y la gastronomía - la visita a una churrasquería en la sureña región brasileña es algo casi obligado.

www.rotaromantica.com.br